Investment Highlights – Segundo Trimestre 2022

Comentario de mercado

La Fed cuenta con muchas herramientas a disposición para controlar las principales variables de la economía, como las tasas de interés, la inflación y la fortaleza de su moneda. Pero, ¿qué sucede cuando la Fed pierde el control total de una de estas variables? En el caso de la inflación, una recesión entraría en juego. Este ha sido un tema controvertido en los últimos tiempos, pero el exceso de poder adquisitivo y el dinero “barato” flotante en la economía solo pueden controlarse a través de una recesión inducida por la Reserva Federal. Esto implica aumentos de tasas de interés más agresivos y un endurecimiento general de las condiciones financieras en toda la economía estadounidense. Los analistas de todas las clases de activos están ajustando actualmente sus expectativas de generación de beneficios e ingresos dentro de sus respectivas empresas 

y sectores. Una recesión en cualquier forma trae estrés a todas las clases de activos. Durante estos tiempos inciertos, el momento justo se vuelve aún más irrelevante cuando se despliega capital en activos de riesgo y se requiere un plan de acción adecuado para navegar por el entorno actual. 

Sin embargo, pocas cosas son ciertas, y una de ellas es que las tasas de interés están aumentando. Podríamos esperar que este entorno de tasas de interés continúe al alza durante otros 6 a 12 meses. Todo esto depende de qué tan rápido se pueda controlar la inflación y a qué nivel de inflación quiere «normalizar» la Fed. 

Otra preocupación principal durante tiempos económicos extenuantes es la liquidez de las inversiones. Lidiar con la incertidumbre significa que tener fácil acceso a su capital es de máxima prioridad. A lo largo de la infraestructura de Saint Joseph Investment, estamos priorizando el traslado de los activos de los clientes a valores negociables de alta liquidez en los que siempre haya disponibilidad de precios transparentes. Durante los días más volátiles del mercado, la falta de liquidez puede convertirse en la mayor desventaja de un inversor. Esto abre la posibilidad de que los intermediarios oculten costos de transacción elevados y proporcionen un contexto de mercado engañoso en el momento de la ejecución. 

Nosotros en Saint Joseph preferimos mitigar este riesgo y permanecer posicionados en las partes más eficientes de los mercados de capitales. 

No es ningún misterio para los inversores retail o institucionales que estamos en medio de un «invierno de acciones». Con la agresiva revalorización de las acciones de crecimiento y el sentimiento de enfriamiento de esta clase de activos, muchos inversores permanecen al margen. Un claro indicio de esta desaceleración es la caída de la actividad en los mercados primarios. Los ajustes en las valoraciones han hecho que sea menos atractivo llevar empresas privadas a los mercados públicos y cubrir las altas tarifas para someterse al proceso. 

Esta edición de Saint Joseph Investment Highlights pretende llevarnos de vuelta a los conceptos básicos de la inversión y la construcción de carteras. El objetivo principal del equipo de asesores para la segunda mitad del año es controlar la volatilidad mientras comienza a participar en la captura eficiente al alza en los mercados de valores. 

El Equipo de Asesoramiento de Inversiones de Saint Joseph –

Renta Variable: El caso de la inversión pasiva

Uno de los temas más debatidos de todos los tiempos en el mundo de la gestión de inversiones es si administrar activamente su cartera de acciones o invertir pasivamente y dejar que los ciclos del mercado hagan crecer su dinero a largo plazo. Este argumento se aborda con mayor precisión en el artículo ganador del Premio Nobel de Eugene F. Fama «Efficient Capital Markets: A Review of Theory and Empirical Work». En este documento, Fama presenta argumentos convincentes a favor de la eficiencia de la información en los mercados y como resultado establece que a largo plazo los gestores profesionales de activos de dinero no logran superar en rendimiento las inversiones pasivas bien diversificadas. Entendemos que los mercados pueden tener breves momentos de comportamiento errático y precios irracionales, pero no creemos que sea lo suficientemente consistente como para producir una estrategia de gestión de inversiones a largo plazo. Procederemos a resaltar este punto con un simple estudio. Si hubiéramos ingresado al mercado anualmente durante los últimos 10 años en el punto más alto de cada año calendario, habríamos producido un rendimiento total equivalente al 67% desde el año 2012.

Desafortunadamente, no se puede decir lo mismo sobre la industria de los fondos de cobertura donde, en promedio, los gestores de fondos han devuelto un 58,6% a sus inversores durante el mismo período. Esto tampoco considera las elevadas tarifas y los períodos de bloqueo que los inversores acuerdan al inicio de sus inversiones con estos fondos. Creemos que es realmente mala suerte «comprar lo mejor» 10 años seguidos, por lo que queremos que nuestros lectores vean esta simulación como el «peor escenario» para la inversión pasiva. Esta simulación también asume que el inversionista solo compró el S&P 500 una vez al año por la misma cantidad de dólares cada vez. Tampoco se consideran las comisiones y honorarios de gestión estándar. Los rendimientos pueden variar para otros índices y la liquidez del instrumento nunca está garantizada.

En cuanto a las comisiones y gastos que pagan los inversores, la inversión pasiva también ofrece una ventaja: los inversores ahorrarán dinero a largo plazo con las comisiones y los gastos de productos integrados en el instrumento. Como podemos ver a continuación, la diferencia en la relación de gastos entre un fondo mutuo de capital promedio y los tres ETFs de índices principales es significativa.

Renta Fija: Capturando roll y jugando con la curva

Podría resultar contraintuitivo pensar que las estrategias de renta fija durante un entorno alcista de tasas de interés podrían ofrecer oportunidades para los inversores, pero al examinar la forma actual de la curva de rendimiento, posicionar su cartera en vencimientos de corto plazo podría proporcionar mejores rendimientos. Nuestro posicionamiento actual en renta fija se centra en vencimientos y duraciones de 2 años. Podemos comenzar a estructurar la justificación de esto observando los rendimientos de los bonos del Tesoro.

A partir del vencimiento de 2 años, notamos que los vencimientos más cortos comienzan a reducir drásticamente el rendimiento. ¿Qué implica esto para nuestras posiciones de renta fija a 2 años? Esto implica que nos posicionamos para capturar “retornos roll-down”. Este término se refiere al comportamiento de los rendimientos a medida que se acercan al vencimiento. Con tal solo mantener posición en un bono a 2 años, el rendimiento debería caer con el tiempo. En esta curva (y la mayoría de las curvas en este editorial están relacionadas), las tasas de cupón son fijas, por lo que con la compresión del rendimiento debería ver una apreciación en el precio del bono.

Esta estrategia protege a las carteras de renta fija frente a la volatilidad de las tasas de interés ante un escenario alcista de tasas de interés. Si extendiéramos la duración de nuestras posiciones, prácticamente no habría un aumento en el rendimiento por asumir un riesgo de tasa de interés adicional. La forma de la curva de rendimiento cambia a diario en los mercados de tesorería, por lo que este posicionamiento podría cambiar con el tiempo. Si superponemos las curvas corporativas (que toman el rendimiento promedio para los vencimientos dados de todas las emisiones) separadas por calificación crediticia, podemos observar que el inversor tiene un rango más amplio de asignación de vencimientos para poder capturar este «Retorno Roll-Down». Dada la evidencia presentada a continuación, esto define nuestro rango preferido para comprar créditos corporativos entre 2 a 4 años de duración.

Apéndice: Acerca de los ETF's

¿Qué son los ETF's?

Al igual que los Fondos Mutuos, los ETFs son fondos creados por gestores cuya particularidad es que son cotizados en bolsa y comercializados a lo largo del día. Comúnmente estos fondos aglomeran una vasta cantidad de activos bajo gestión dándole la posibilidad a sus inversores de participar en los movimientos de mercado de un conjunto de activos financieros. De hecho, estos activos generalmente conforman índices de mercado (ej: S&P 500, Nasdaq, Russell 2000) por lo que, dado que no es posible invertir en índices directamente, los inversores utilizan este instrumento como alternativa para participar en los movimientos de los mismos.

Emisores

Los ETFs son creados por gestores de fondos y grandes instituciones financieras como Vanguard, iShares, Blackrock, ProShares, Barclays, JP Morgan, PIMCO, entre otros. Cada gestor cuenta con un conjunto de ETFs abarcando todos los sectores y grupo de activos que cuentan con una o más características similares.

Expense Ratio

Una de las grandes ventajas que estos instrumentos presentan, en comparación con los Fondos Mutuos, son los gastos. Este tipo de fondos cuentan con un único costo denominado “Expense Ratio” (Relación de Gastos) los cuales suelen ser inferiores a 1%. En cambio, los Fondos Mutuos tienen diversos costos: de administración y gestión, costos de entrada y/o salida, tarifas de desempeño y costos por retirar los fondos antes de lo establecido. Esto trae como resultado que el dinero remanente destinado a la estrategia en cuestión sea significativamente menor a lo que se hubiera invertido en los ETFs dado que sus costos son menores.

UCITS

Existe una variante entre los ETFs que se denominan UCITS («Organismos de Inversión Colectiva en Valores Mobiliarios» de sus siglas en inglés). Los fondos que corresponden a esta clase son aquellos que se encuentran regulados bajo organismos europeos por lo que son cotizados en bolsas fuera de EE.UU. Esto implica que los inversores de esta clase de fondos no se encuentran sujetos a impuestos estadounidenses y a su vez pueden optar por elegir una sub-clase donde los dividendos sean acumulados (reinvertidos) o distribuidos, por lo que muchas veces los inversores utilizan como vehículo para lograr una mayor eficiencia en términos de impuestos.

Replicación de la estrategia

A pesar de que la mayoría de los ETFs utilizados replican al 100% el comportamiento de los principales índices de mercado, existen algunos cuyas estrategias de replicación son parciales. Estos son aquellos fondos en los cuales resulta muy difícil para los gestores comprar/vender todas las posiciones que conforman los grandes índices, por lo que optan en hacer una selección parcial de los activos más relevantes. Esto implica que los inversores estarían menos expuestos a los movimientos del índice en cuestión, y estarían sujetos a las variaciones de aquellas posiciones selecciona- das por el gestor del fondo.

Dividendos

Al igual que la gran mayoría de las acciones corporativas, los ETFs distribuyen dividendos a sus inversores. Estos son generalmente trimestrales aunque algunos los hacen de forma anual. Cabe mencionar, que el inversor tiene la posibilidad de optar por no recibir estos dividendos invirtiendo en los UCITS mencionados anteriormente.

Comparación con los Fondos Mutuos

Los Fondos Mutuos son instrumentos gestionados por grandes Gestoras de Fondos a nivel global y resultan muy convenientes para enfocar las inversiones de los clientes en estrategias particulares diseñadas exclusivamente por los gestores de Portafolios. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, estos presentan mayores costos de gestión que los incurridos en los ETFs. A su vez, al momento de comprar o vender este instrumento financiero, el precio que se ejecuta en la operación se determina una vez que cierre el día y se debe esperar de 2 a 3 días a que se cierre dicha operación y se vea reflejada en la cuenta del cliente, lo cual puede ser fastidioso en momentos donde los inversores tengan la necesidad de liquidez. Sin embargo, los ETFs pueden ser operados varias veces en el mismo día y son igual de líquidos que las acciones. Otra de las grandes ventajas que presentan los ETFs es que no tienen un mínimo monto de inversión, es decir, el mínimo monto a invertir esta determina- do únicamente por el precio a cual se comercializa el ETF, a diferencia de los Fondos Mutuos que sí exigen un monto mínimo de inversión.

¿Cómo funcionan?

Supongamos que un inversor está interesado en alojar $1.000 de su cartera en un ETF que replique el comporta- miento del índice S&P 500 a los efectos de asegurar una parte de sus posiciones en el comportamiento de uno de los principales índices de mercado estadounidense (utilizado como referencia a batir por los asesores financieros), es decir, quiere asegurar que esos $1.000 fluctúen igual que el índice. A los efectos de simplificar la explicación, asumiremos que este cliente prefiere recibir los dividendos correspondientes.

Ejemplo:

Para ello se pone en contacto con su Asesor Financiero y éste le aconseja invertir en el ETF SPDR S&P 500 Trust que presenta los siguientes datos:

Una vez observado el precio actual al que se está comercializando el ETF, se determina las cantidades del activo a adquirir de la siguiente manera:

Como resultado final, el inversor compraría 2 acciones a un precio de $384.45 del SPDR S&P 500 ETF Trust. Cabe destacar que al igual que en Renta Variable, los ETFs son adquiridos de a unidades.